En las grandes y medianas ciudades, es común quedarse atrapado en el tráfico en plena hora punta. Un taller mecánico de coches en Fuenlabrada sabe que este hecho puede poner en peligro muchos de los componentes de tu vehículo. Es imprescindible que siempre realices revisiones periódicas con tu mecánico si sueles experimentar esta situación con frecuencia.

En primer lugar, debes saber que se desgasta en gran medida el embrague. El hecho de que estés acelerando y frenando a la vez, cambiando de primera a neutro constantemente, puede ser fatal para tu coche. Por eso, un taller mecánico de coches en Fuenlabrada siempre alerta a los conductores de esta situación. En todo caso, intenta no pisar el embrague a fondo y deja el coche en punto muerto si ves que vas a estar un buen rato esperando sin moverte.

En segundo lugar, debes saber que se gastan los neumáticos en gran medida. Aunque no lo parezca, el hecho de avanzar y frenar puede desgastar también la banda de rodadura. En todo caso, intenta no realizar acelerones bruscos o dar frenazos.

En tercer lugar, destacarte los amortiguadores. Son unas piezas fundamentales para que el coche se adhiera bien al asfalto. Sin embargo, utilizar el coche por ciudad o quedarse atrapado en un atasco con frecuencia puede desgastarlos más de lo previsto. Lo ideal es que intentes cambiarlos antes de recorrer los 80 000 kilómetros. Si notas que tu coche cabecea o que pierdes la dirección en las curvas, considera sustituirlos.

En cuarto lugar, debes considerar que la batería y los sistemas eléctricos también pueden verse perjudicados. Por eso, cuando estés atrapado en el tráfico, intenta no excederte con el uso de aire acondicionado o colocando la radio a todo volumen.

Lo mejor es que intentes conducir con precaución ante estas situaciones, ¡nada de estresarse! En Talleres Zafer estaremos encantados de revisar tu coche en cualquier momento.