Un taller mecánico de coches en Fuenlabrada es una buena opción siempre que tengas alguna avería en tu vehículo. Son muchos los componentes que pueden fallar a lo largo de los años, y en cualquier momento. Saber un poco del funcionamiento del automóvil, de mecánica, puede servir para solucionar algún problema imprevisto y para cuidar mejor el vehículo. Por eso vamos a aprovechar esta nueva entrada para explicarte cómo funciona uno de los pedales, el embrague, que resulta muy incómodo para muchos conductores cuando empiezan a circular.

Al pisar el pedal accionamos un dispositivo que está entre el motor y la caja de cambios. Este sistema se encarga de transmitir o desconectar la potencia del motor a la caja de cambios, lo que hace posible que podamos cambiar la marcha manualmente, al tiempo que el movimiento que genera esa transmisión es absorbido. Así se pueden realizar algunas maniobras con suavidad.

Cuando embragamos están conectadas ruedas y motor, porque el embrague recibe la potencia. Al pisar el pedal y desembragar, las ruedas se mueven libremente o se detienen en función de la inercia, y quedan desconectadas del motor. Es decir, se interrumpe la transmisión. Una situación intermedia permite contener los choques entre elementos mecánicos para proteger el motor o la caja de cambios. Si se te rompe tendrás que acudir a un taller mecánico de coches en Fuenlabrada.

En Talleres Zafer nos encargamos de la reparación de este tipo de averías, además de ofrecer un servicio de mecánica rápida, cambio de neumáticos o lavado y engrase, entre muchos otros.